SEQUEDAD

Sequedad Vaginal

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

Contacta con nosotras y ven a visitarnos sin compromiso

La mayoría de las veces que hay dolor con la relaciones sexuales hay un problema asociado de sequedad vaginal. Esto puede ser la causa o la consecuencia del dolor.

Si consideras que no es tu caso puedes encontrar más información sobre dolor coital aquí.

¿Sabías que la sequedad vaginal es el síntomas más frecuente después de la menopausia?

Pues sí, los sofocos (que son el síntoma más popular) aparecen en un 70 % de las mujeres al principio de la menopausia, pero su frecuencia e intensidad van disminuyendo con el tiempo.  

Sin embargo, la sequedad vaginal es un trastorno crónico y progresivo. ¿qué significa esto? Pues que es para siempre y que, además, si no hacemos nada para tratarla cada vez va a peor. Casi todas las mujeres acabarán notando sequedad vaginal antes o después.  

¿Cómo se nota la sequedad vaginal?

Los primeros síntomas se notan al mantener relaciones sexuales. Al principio hay menos lubricación y molestias en la entrada de la vagina. A la larga, si no se hace nada para evitarlo, esas molestias se convierten en un dolor insoportable que hace que no se puedan tener relaciones con penetración. Pero, es más, con el paso de los años, si no se trata, acaba produciendo muchos síntomas: infecciones de orina de repetición, infecciones vaginales, molestias vaginales y vulvares… 

Conclusión:

¡Tienes que hacer algo para evitarlo!

Nos preocupamos mucho por nuestra salud en general, por nuestro envejecimiento facial y corporal y, sin embargo, nos olvidamos de cuidar nuestra salud vaginal… 

 Pero, para entender cuáles son los tratamientos que mejoran la sequedad vaginal, primero tenemos que entender por qué aparece. 

¿Por qué aparece la sequedad vaginal?

La vagina necesita una hormona, el estrógeno, para estar bien. Es como el abono de la tierra, el que la nutre, hace que esté elástica y que se mantenga en buenas condiciones. 

Mientras tenemos la menstruación, los ovarios van produciendo estrógenos durante todo el mes ,que hacen que la vagina se vaya manteniendo sin tener que hacer nada específico.  

Con la menopausia los ovarios dejan de producir estrógenos, con lo que se acaba el abono, y la tierra (mucosa vaginal) se va resecando progresivamente.  

Para que esto no ocurra tenemos tratamientos que consiguen el efecto del estrógeno en la vagina, pero sin aumentar los niveles sanguíneos de estrógenos.  

¿La sequedad vaginal es exclusiva de la menopausia?

No, la sequedad vaginal no es exclusiva de la menopausia. La falta de estrógenos en la vagina puede ocurrir por otros motivos a lo largo de la vida: usar anticonceptivos hormonales durante muchos años, tratamientos para cáncer de mama u otros cánceres ginecológicos, infecciones de repetición…  

¿tODAVÍA NO HAS PEDIDO CITA?

Si quieres venir a conocernos ponte en contacto con nosotras y la primera consulta es:

¡gratuita!​

¿Cuáles son los tratamientos
para mejorar la sequedad vaginal?

Láser vaginal

El láser vaginal es un tratamiento que se hace en consulta, indoloro y que genera cambios en la mucosa que la devuelven a como estaba antes de la menopausia. En los últimos años se ha ido convirtiendo en el tratamiento de elección para la sequedad por su facilidad de aplicación y sus resultados: 

A: Mucosa vaginal de una mujer con atrofia o sequedad vulvo-vaginal. 

B: Mucosa vaginal de la misma mujer 2 meses después del tratamiento con láser. 

C: Mucosa vaginal de una mujer antes de la menopausia. 

Normalmente recomendamos hacer 3 sesiones separadas entre 4 y 6 semanas. Aunque el efecto normalmente se nota ya a partir de la segunda sesión. En algunos casos de sequedad muy severa son necesarias más sesiones, hasta 4 o 5. 

 

No, no es un tratamiento doloroso. En la parte interna no se nota nada y cuando se acerca a la parte mas externa de la vagina como un calor intenso pero totalmente soportable.  

 

Sí, puedes hacer vida normal. Lo único que se recomienda es no tener relaciones sexuales en los 5 días posteriores al tratamiento y, en la medida de lo posible, evitar el uso de antiinflamatorios para no inhibir la reacción inflamatoria propia del tratamiento que nos interesa.  

 

En general podemos decir que dura entre año y año y medio, aunque la duración del efecto es muy variable. Depende de factores individuales (no todas las personas envejecen al mismo ritmo) y de la frecuencia de actividad sexual después del tratamiento.  

Sí, como hemos dicho anteriormente, hay que ir haciendo algo por cuidar la vagina cuando deja de haber estrógenos. Lo ideal es hacer una sesión de recuerdo al año para mantener el efecto en el tiempo.

A: Mucosa vaginal de una mujer con atrofia o sequedad vulvo-vaginal. 

B: Mucosa vaginal de la misma mujer 2 meses después del tratamiento con láser. 

C: Mucosa vaginal de una mujer antes de la menopausia. 

Normalmente recomendamos hacer 3 sesiones separadas entre 4 y 6 semanas. Aunque el efecto normalmente se nota ya a partir de la segunda sesión. En algunos casos de sequedad muy severa son necesarias más sesiones, hasta 4 o 5. 

 

No, no es un tratamiento doloroso. En la parte interna no se nota nada y cuando se acerca a la parte mas externa de la vagina como un calor intenso pero totalmente soportable.  

 

Sí, puedes hacer vida normal. Lo único que se recomienda es no tener relaciones sexuales en los 5 días posteriores al tratamiento y, en la medida de lo posible, evitar el uso de antiinflamatorios para no inhibir la reacción inflamatoria propia del tratamiento que nos interesa.  

 

En general podemos decir que dura entre año y año y medio, aunque la duración del efecto es muy variable. Depende de factores individuales (no todas las personas envejecen al mismo ritmo) y de la frecuencia de actividad sexual después del tratamiento.  

Sí, como hemos dicho anteriormente, hay que ir haciendo algo por cuidar la vagina cuando deja de haber estrógenos. Lo ideal es hacer una sesión de recuerdo al año para mantener el efecto en el tiempo.

Tratamientos de infiltración vaginal

La infiltración de diferentes sustancias en la entrada de la vagina pueden ayudar también a mejorar los síntomas de sequedad, sobre todo, cuando estos son localizados en la cicatriz de la episiotomía o en la horquilla vulvar. Es un tratamiento que da muy buenos resultados, sobre todo, para los dolores localizados en la entrada de la vagina. 

No, aunque suene fatal eso de infiltrar, no resulta nada doloroso porque se realiza con anestésico local y se utiliza una aguja muy fina. Por eso se puede realizar en consulta sin ningún problema. 

Se recomienda hacer entre 1 y 3 sesiones separadas entre 4 y 6 semanas. El efecto es variable y depende de la capacidad de regeneración de cada mujer. Hay mujeres que con una sesión han notado un cambio importante y otras que necesitan hasta 3 sesiones para terminar de mejorar. Normalmente, después de la segunda se nota una diferencia importante

Si después de dos sesiones no has notado ningún cambio no recomendamos hacer la tercera. No todas las mujeres responden de la misma manera a todos los tratamientos. Siempre hay un pequeño porcentaje que no responden, por lo que no vale la pena insistir. Si este es tu caso, se valoraría cambiar de tratamiento para obtener los mejores resultados. 

Ninguna técnica invasiva esta exenta de riesgos al 100%, pero en este caso, como lo que se infiltra es material autólogo (es decir, de la propia mujer) el riesgo es muy bajo. Como efecto secundario puede aparecer un poco de escozor que dura normalmente 24-48 horas y desaparece espontáneamente. 

 

Radiofrecuencia vaginal

La radiofrecuencia vaginal sirve para hacer prevención, para cuidar la vagina antes de que lleguen los problemas. Consiste en meter energía en forma de calor para que ese calor haga que se regenere la mucosa vaginal. Se recomienda hacer una sesión bianual a partir de los 45 años para ayudar a prevenir los síntomas de atrofia vulvo-vaginal.  

Puede ser que notes mayores sensaciones con la penetración, pero a veces no se nota ningún cambio objetivo. Es un tratamiento que se hace para prevenir, para ir cuidando la vagina y que se mantenga en buen estado. De hecho, el objetivo a largo plazo es precisamente ese: que no notes cambios en tu vagina con el paso del tiempo, que todo siga igual a pesar del paso de los años. 

En absoluto. Se nota un ligero calentamiento de la vagina en algún punto, pero nada molesto, es incluso agradable. 

Sí. Es un tratamiento que no tiene tiempo de recuperación. Puedes hacer tu vida totalmente normal al terminar. 

 

La sesión dura entre 20 y 30 minutos. 

Tratamientos vaginales

Esto es lo clásico, lo de toda la vida, pero si lo haces con frecuencia y constancia funciona. Hay diferentes opciones: cremas, óvulos, anillo, con estrógenos, con ácido hialurónico…  

Dependiendo del momento en el que estés pueden ser una buena opción y, desde luego, siempre ayudan.

Los tratamientos locales que usamos hoy en día son muy seguros y no aumentan el riesgo de cáncer de mama. 

No hay un tratamiento mejor que otro, depende del momento y los síntomas que se tengan.  

Al inicio y después como mantenimiento los tratamientos que contienen ácido hialurónico van muy bien, pero pueden ser insuficientes si la sequedad es más evolucionada. 

Depende también de muchos factores, pero sí, la clave de los tratamientos locales es el uso continuado (si no cada día, con frecuencia) y durante largos periodos de tiempo. Tienes que plantearse si, por tu forma de ser, crees que vas a ser capaz de ponerte un tratamiento vaginal con frecuencia y durante mucho tiempo. Si no, es mejor valorar otras opciones. 

Tratamiento oral

Existe un tratamiento oral, comercializado desde hace años, para tratar la sequedad vaginal. Actúa imitando a las hormonas pero NO ES HORMONAL, de forma que NO aumenta el riesgo de cáncer de mama NI de endometrio y mejora mucho la mucosa vaginal. Puede ser muy buena opción para mujeres que ya están tomando algún otro tratamiento crónico, porque facilita el cumplimiento. 

Es un tratamiento con un muy buen perfil de seguridad. El efecto secundario más frecuente son los sofocos que ocurren solo en un 7% de las mujeres.  Además, en los estudios post-comercialización a 5 años se confirma lo que se había demostrado en los estudios previos y es: que no aumenta el riesgo de cáncer de mama ni de endometrio ni de trombosis. Asi que sí, es un fármaco con un buen perfil de seguridad. 

Depende de cómo esté la mucosa vaginal al empezar, pero normalmente se nota el efecto después de 4-6 semanas de estar tomándolo. 

Es un tratamiento que se recomienda hacer mínimo un año y ,después, se valora individualmente cada caso. Hay que entender que el efecto lo hace mientras se está tomando, al dejar de tomarlo, salvo que hagamos algún otro tratamiento,  la vagina progresivamente va volviendo a como estaba antes. Así que después de un año hay que valorar si hacer algún tratamiento complementario, mantenerlo o hacer tratamientos periódicos. 

pide tu cita

CONTACTA CON NOSOTRAS Y VEN A VISITARNOS

Rellena el formulario y te concertaremos una consulta a la mayor brevedad

Contacto

+34 646 302 480

intimaginecologia@clinicatufet.com

Copyright © 2021 Íntima Ginecología

tufet

CLINICA TUFET

Ir arriba